Mujeres de palabras tomar

Me hubiese encantado tomarme una cerveza con Aristófanes o una retsina o un hidromiel o lo que sea que bebieran en la Grecia de hace unos 25 siglos. Tomarme un algo con el gran comediógrafo porque aparte de ser un cachondo, seguro que tendría mucho que compartir sobre filosofía, política, el estado de la vida en general y el teatro. Y esas con cosas de las que me gusta debatir. Pero como por desgracia no tengo una máquina del tiempo a mano para poderme ir a conocerlo, al menos me conformo con ver sus obras sobre el escenario. Y ya si es un montaje del Taller de Teatro Grecolatino de Taetro, el aliciente es aún mayor.


No voy a descubrir aquí las bondades que emanan de este taller formado por chavales de instituto que se involucran al máximo en levantar un texto que en principio, les es ajeno por completo. No es su lenguaje, no es su léxico, es totalmente lejano temporalmente hablando, pero la moral que en esos añejos escritos está presente es de andar por casa. Por eso los clásicos aún funcionan y por eso, siguen estando totalmente vigentes, mal que les pese a algunos.

Los integrantes del Taller de Teatro Grecolatino dejaron atrás las locas comedias plautinas de anteriores años para meterse en las honduras a las que Aristófanes somete a la dramaturgia. Comedia pura. Sofisticada a ratos, dicharachera en otros, siempre punzante. Con Las Tesmoforias (su estreno de este 2017), los chicos del taller además se apuntaron a hablar de igualdad de género, del papel de la mujer en la sociedad, de travestismo y transexualidad, del poder de la literatura para cambiar el mundo y de muchas más cosas con el marchamo humorístico del comediógrafo ateniense. Aristófanes usa este texto para desmontar y atacar a su más acérrimo rival, el poeta trágico Eurípides, que siempre caracterizaba a las mujeres en sus obras de locas, histéricas y origen de todos los males de la sociedad del momento. La comedia arroja luz sobre el decisivo papel femenino en la Grecia clásica y lo hace mediante la sonora crítica de la obra de Eurípides, el ataque más despiadado y mordaz a sus textos y poniendo en marcha la maquinaria cómica propia del opus de Aristófanes.

Sobre el escenario, el montaje de los chicos del Taller de Teatro Grecolatino hizo honores al texto de partida. Una adaptación del original portentosa que solventó los problemas de entendimiento que pudieran surgir entre el personal asistente al Teatro Moderno de Chiclana y que ayudó a una puesta en escena dinámica, sorprendente por briosa y que supo intercalar los momentos más cómicos con los que exigían una pausa para dejar en el aire el mensaje de fondo de Las Tesmoforias, esa asamblea de mujeres en la que se juzga el papel de Eurípides como "enemigo" del papel de la mujer en la sociedad. Los integrantes del Taller de Teatro Grecolatino (todos los años va cambiando el plantel en mayor o menor medida), trabajaron desde el texto hasta el vestuario, pasando por la escenografía y las partes musicales, que también las hubo. Los coordinadores son meros conductores, nunca protagonistas, a diferencia de otras propuestas que pretenden ser similares.

Las caras de satisfacción al terminar la función demuestran que Aristófanes venció. Que la comedia gana, que el teatro triunfa, que este taller de chavales es un puro tesoro y que el púlpito de oradores, coto vedado a los hombres, pertenece a esas mujeres de palabras tomar que poblaron el glorioso montaje de Las Tesmoforias trabajado por ese Taller de Teatro Grecolatino que no podemos perder.

Fotos: @zuhmalheur
Texto: Berenjena Company.

El Taller de Teatro Grecolatino estrena su último montaje

Las mujeres atenienses, cansadas de ser objeto de crítica en las tragedias de Eurípides, deciden en su privada asamblea de Las Tesmoforias, un dramático destino para el poeta. ¿Qué pasará?

El Taller de Teatro Grecolatino impulsado por Taetro para los alumnos de Secundaria y Bachillerato de la localidad vuelve al escenario del Teatro Moderno de Chiclana para, con el apoyo de la Delegación municipal de Cultura, culminar el curso con el estreno de Las Tesmoforias, una comedia de Aristófanes donde se tratan asuntos como el papel de la mujer en la sociedad ateniense, dándoles mayor relevancia social y política. Un texto de plena actualidad trabajado enteramente por los alumnos del taller, desde el texto hasta la escenografía pasando por la ambientación musical y el vestuario y en que se abordan temáticas como la igualdad de género.

Es la primera vez que los alumnos de varios centros educativos de Secundaria y Bachillerato de Chiclana profundizan en la obra de Aristófanes. Con este texto pueden mantener su trabajo en valores y tradiciones de la herencia cultural clásica. La decena larga de alumnos que han trabajado a lo largo de este curso sobre los presupuestos de la cultura grecorromana han montado Las Tesmoforias como colofón a las enseñanzas adquiridas durante las sesiones desarrolladas en el IES Poeta García Gutiérrez (lugar habitual de desarrollo del taller) y en la sede de la propia asociación durante el verano. Este proyecto co-educativo es el resultado de la propuesta de los integrantes del taller, en el que alumnos de ESO y Bachillerato de diferentes centros, apuestan por aprender el valor de la cultura clásica y la educación a través del teatro. Ese ha sido el empeño de Taetro a lo largo de los últimos años.

La apuesta del colectivo chiclanero por la enseñanza de teatro en Secundaria viene de largo (un cuarto de siglo ya) y seguirá siendo una de sus señas de identidad, puesto que esta Comunidad de Aprendizaje de Cultura Clásica Erytheia en la que se engloba este taller mantendrá su dinámica a lo largo del curso recién iniciado en diversos institutos de la localidad. Y lo hace siendo la iniciativa pionera por estos lares. Además, los alumnos pueden asistir a las sesiones del taller de forma totalmente gratuita, a diferencia de otras propuestas existentes. Taetro comenzará el nuevo curso el próximo 16 de octubre a las 18.00 horas en el Salón de Actos del IES Poeta García Gutiérrez.

La cita con Las Tesmoforias será el próximo 10 de octubre a las 19.00 horas en el Moderno. La entrada (que ya se puede retirar en taquilla) será gratuita hasta completar aforo.

CONVOCATORIA:
ACTO: Las Tesmoforias de Aristófanes, a cargo del Taller de Teatro Grecolatino de Taetro.
DÍA: Martes 10 de octubre de 2017.
HORA: 19.00.
LUGAR: Teatro Moderno de Chiclana (c/ Nueva, 20).

Gran recepción de obras para el Certamen de Teatro Mínimo Rafael Guerrero

deCaídos. Foto: Fran Virués.

El llamamiento de la asociación cultural Taetro a participar en el XIX Certamen de Teatro Mínimo Rafael Guerrero ha sido un éxito. En una nueva edición del concurso pionero de esta modalidad dramatúrgica, han llegado a las oficinas del colectivo casi 120 obras procedentes de más de 15 países y no solo iberoamericanos puesto que participan autores procedentes de Estados Unidos, Australia, Israel o Francia, haciendo que el nombre de Chiclana sea conocido en estos lares. También es novedoso que hayan llegado por primera vez obras de países como Nicaragua o Perú pero como viene siendo habitual en las últimas convocatorias, España y Argentina son los países que más participantes aportan a esta convocatoria que tendrá su colofón el próximo 24 de marzo cuando el jurado calificador emita su fallo durante la celebración del Día Mundial del Teatro que organiza la entidad chiclanera.

A partir de esta semana, los tres miembros del jurado leerán el conjunto de obras para poder comunicar el fallo en los albores de la próxima primavera. Taetro agradece, por último, a todos los autores la confianza que han depositado un año más en el Certamen de Teatro Mínimo Rafael Guerrero, así como a la Delegación municipal de Cultura, co organizadora del concurso por su apoyo constante en el transcurso del mismo.

Los rincones de Fernando


Fernando nunca fue chiclanero. Quiñones no era de aquí. Él amaba Cádiz...

Fernando Quiñones nació en Chiclana, cosa puntual y anecdótica. Circunstancia puramente casual como lo es el nacimiento de todos ustedes. Nos dicen que debemos participar de cierto sentimiento de pertenencia. Ser de tal o cual sitio. Luego aparecen fronteras, límites, himnos, banderas y las ínfulas patrióticas. Pero como dice el refrán, uno no es de donde nace, sino de donde pace. Y Fernando pacía en muchos sitios porque se dio cuenta que el ser gaditano, el ser chiclanero podía disfrutarse mucho más estando en la otra punta del mundo.

Afortunadamente hoy debe quedar pocos irreductibles que creen que Fernando Quiñones no pertenece a Chiclana. Es un lujo poder decir que uno proviene del mismo sitio que el escritor que más y mejor pregonó las bondades de ser de aquí, que dedicó un soneto intenso y sobrehumano a su lugar de origen, que predicó con maestría el buen nombre del cante jondo, que cantó las alabanzas de bodegas y caldos de la zona, que dio voz a los que habitualmente no la tienen.

Fernando es Chiclana y Cádiz, es Hortensia Romero, Conchi Galán y el Cantueso. Canta y bebe como Miguel Pantalón y busca a Glori como lo hace la Nardi. Se inclina ante la poesía de Ibn Jaqan mientras celebra el arte de un torero en una tarde de faena en la plaza de El Puerto. Quiñones es único y es de todos.

Con esa premisa salieron a la calle las bravas gentes de la asociación cultural Taetro, entidad con casi 30 años de existencia dedicada a la promoción de las artes escénicas en la provincia de Cádiz. Ellos nunca tienen un no por respuesta y al requerimiento de la Fundación que lleva el nombre del literato chiclanero, respondieron con grandes dosis de ganas, desparpajo y conocimiento de la vida y la obra quiñonesca.

Precisamente, con ese adjetivo nombraron a la ruta que prepararon hace unos días y cuyo objetivo no era otro que el de acercar los aconteceres vitales de Fernando. Unos personajes escogidos, impregnados de pura esencia callejera fueron los protagonistas de la I Ruta Quiñonesca, que fue preparada e interpretada por los integrantes de Taetro, dejando un buen sabor de boca entre el numeroso público presente.

Un trasunto de Fernando Quiñones convertido en periodista investigador de la propia labor del escritor, dos (una no, dos) Hortensia Romero -una mayor, otra más joven, en un juego que dio mucho que hablar-, Miguel Pantalón (protagonista de El testigo), la Nardi (otro personaje francamente quiñonesco), Ibn Jaqan y Juan Cantueso, protagonista de La canción del pirata, fueron los guías de tan histórica ruta por las calles del casco histórico de Chiclana hasta desembocar en el Museo Taurino Paquiro, lugar de excepción que acogió el baile de una puella gaditana, aquella que tanto celebrara Fernando como primeras exaltadoras del arte gaditano.

Una ruta bien trenzada y elaborada, preñada de humor, de personajes de gracia quiñonesca, malhablados en ciertos momentos, emotivos en otros, orgullosos de pertenecer al imaginario de una literatura, la de Fernando, que está ahí para ser degustada. Porque esta ruta ha tenido a bien conseguir algo: poner la primera piedra de un edificio mayor, que no es otro que el de descubrir para la mayoría la voz de un narrador, un contador de historias, un poeta nacido por y para el pueblo, sea este el que sea.

Fotos: @zuhmalheur. Texto: Berenjena Company

Nos vamos de ruta con Quiñones

La Fundación Fernando Quiñones en colaboración con todos sus patronos (entre ellos, el Ayuntamiento de Chiclana) y la ayuda de la asociación cultural Taetro organizan para este viernes 15 de septiembre a partir de las 20.30 horas la I Ruta Quiñonesca.

El escritor chiclanero Fernando Quiñones nació en una casa situada en la Plaza Mayor que en la actualidad no existe debido a las remodelaciones que se hicieron en este lugar hace unos diez años, siendo derribada como tantas otras. En la actualidad, el Museo de Chiclana alberga en su interior la sede de la fundación que lleva su nombre. Como el edificio del Museo está muy cercano al lugar donde se encontraba la casa donde Quiñones nació, será desde ahí donde se inicie el punto de partida de esta ruta que recorrerá las calles por donde, con toda seguridad, paseaba el escritor cuando venía a Chiclana a disfrutar de sus vacaciones estivales.

La ruta estará guiada por la asociación cultural Taetro, cuyos integrantes personificaran a los personajes de las novelas, relatos y poesías del literato. A lo largo del recorrido se efectuarán varias paradas en la que los actores de este grupo teatral de reconocido prestigio y popularidad, se convertirán por unas horas en Ben Jaqan, Juan Cantueso, Hortensia Romero, la Nardi o Miguel Pantalón. La puesta en escena de estos personajes nos recordará una parte de la extensa y polifacética obra de Fernando Quiñones

El itinerario de la I Ruta Quiñonesca es el que sigue:

20.30 horas. Punto de encuentro y salida desde el Museo de Chiclana (Plaza Mayor, 7).

Torre del Reloj, continuando por calle Arquillo del Reloj, calle Corredera Alta, hacia plaza Patiño (primera parada).

Plaza Patiño, calle Álamo, calle Constitución, hacia el Ayuntamiento (segunda parada).

Ayuntamiento, calle la Vega, Alameda del Río, Puente Chico, calle San Agustín, Museo Taurino Municipal (tercera parada y donde se lleve a cabo la clausura de la I Ruta Quiñonesca, en la que se celebrará una convivencia con todos los participantes de la misma). Allí brindaremos por Fernando Quiñones con un vino de la tierra, tal y como él habría hecho.

Naturalmente, la asistencia a esta ruta es libre y gratuita y no es necesario inscribirse en ninguna parte para asistir y participar de ella.